¿Cuántas veces hemos oído o dicho, “la publicidad es tirar el dinero, que se espabile el comercial”?

Pero deberíamos pensar qué perdemos si no lo hacemos.

La Comunicación, comúnmente llamada Publicidad o incluso Marketing, es mucho más que un acto reflejo a unas necesidades puntuales, es la puerta de entrada a un mercado cada vez más reñido. Hay que preguntarse qué hace la competencia mientras nosotros seguimos juntando un puzzle con el Power Point para presentarnos a nuestro cliente.

¿Para qué sirve la comunicación?

La comunicación trata de promocionar, y por tanto facilitar la labor de llevar unas ideas, productos o servicios al público objetivo. Es el mejor medio que tenemos para relacionarnos con el mercado y explicarle lo que hacemos, cómo lo hacemos y qué queremos hacer.

El objetivo de nuestra comunicación podría ser simplemente informativo, pero no es suficiente, lo que se pretende es ejercer un cierto efecto sobre un grupo de personas a las que destinamos nuestros mensajes: pretende atraer. Puede que este efecto de persuasión no sea aparente, pero siempre existe.

¿Por qué debemos cuidar nuestra imagen?

La imagen es el mejor medio que tenemos para que el comprador se fije en nosotros. Es el fiel reflejo de los valores de una empresa y sus productos o servicios.

La imagen debería reflejar la actualidad de nuestra empresa y de nuestros productos y servicios. Debería generar una actitud de confianza en nuestra marca y en nuestros productos. Y, por tanto, debería ayudar a conseguir los objetivos fijados.

¿Cómo debemos aplicar la comunicación?

Lo primero que debemos hacer es reconocer la relación existente entre una correcta comunicación y los beneficios obtenidos por tu empresa.

Podemos elaborar nuestra marca y nuestra comunicación corporativa nosotros mismos para ahorrarnos este presupuesto. Sabemos lo que queremos, nos regimos por nuestro buen gusto y el de los que nos rodean. Pero ¿funcionará?

Hay que tener en cuenta que tu posible cliente está diariamente bombardeado por miles y miles de marcas y mensajes. La mayoría pasan inadvertidas y mueren sin pena ni gloria, sin siquiera alcanzar las puertas de su cerebro. Pero otras logran entrar en su mente y posicionarse allí. Son las que convencen, las que impulsan a la acción y, en resumidas cuentas, las que venden.

¿Cómo influye mi página web en las ventas?

La web es la puerta de entrada a millones de clientes y consumidores potenciales. Además, internet puede facilitar la comunicación con tus clientes, tus empleados y tu equipo de ventas.

Pero no te equivoques, una mala web o una web no actualizada periódicamente es peor que no tener ninguna. Además, hay empresas que siguen empeñadas en mantener el modelo tradicional de comunicación, enviando un mensaje unidireccional con muy pocas posibilidades de feedback. Aunque la mayoría de los sitios web contienen una vía de contacto, sea por mail o por formulario, según estudios realizados, la respuesta es escasa (1 de cada 4 empresas) y en un alto porcentaje con muchos días de retraso.

Tu página web debe ser profesional, como el resto de tu imagen. Debe estar actualizada y contener información que al cliente le interese. Esta información debe ser fácil de encontrar y generar en los usuarios la intención de próximas visitas.

Si planificamos nuestras compras y ventas, ¿por qué no planificamos nuestra comunicación?

La gestión y administración de tu empresa está planificada hasta el último detalle, ¿por qué a la comunicación le tocan sólo los restos? No hay suficiente presupuesto o el año pasado nos hemos gastado más de la cuenta, suelen ser las respuestas más habituales.

Quizás si hubieras tenido un Plan de Comunicación que, además de diseñar la estrategia, investigara objetivamente las fortalezas y debilidades de tu imagen y comunicación, el gasto hubiera sido menor y el rendimiento mucho mayor. Un Plan de Comunicación se concibe para definir los conceptos básicos de la comunicación interna y externa y la identificación de los medios necesarios para llevar a cabo las acciones requeridas.

Resumiendo, un Plan de Comunicación pretende crear las bases para la comunicación efectiva de tu empresa o producto a través de determinadas herramientas y metodología dinámica pero planificada e integrada en el proceso de venta.

¿Qué puede hacer Mazzima por tu empresa?

  • Analiza la imagen y la comunicación de tus competidores.
  • Investiga a fondo y objetivamente las fortalezas y debilidades de la imagen y la comunicación de tu propia empresa.
  • Te asesora en la confección de tu presupuesto de comunicación según tus posibilidades y dónde es mejor invertirlo.
  • Diseña la estrategia de comunicación.
  • Rediseña la identidad corporativa, si es necesario.
  • Dirige las tareas publicitarias.
  • Optimiza la inversión en planificación de medios.
  • Sigue paso a paso las campañas de comunicación.

En Mazzima analizamos a fondo los objetivos y el mensaje que quieres transmitir y lo convertimos en comunicación efectiva. Resolvemos problemas que, en ocasiones, son más fáciles de detectar por un equipo externo que por la propia empresa.

NO TE HACEMOS MALGASTAR EL DINERO,
¡TE AYUDAMOS A INVERTIRLO INTELIGENTEMENTE!

Contáctanos