Mazzima Blog Fotografía de producto: estética o funcional

La fotografía de producto es una herramienta que sirve fundamentalmente para presentar tus productos a tus potenciales clientes.

 

Catálogos, folletos, tiendas online o incluso anuncios tienen en común una cosa: hacer deseable el producto para el target. Y aunque existen diversas técnicas para conseguirlo, si no enseñas el producto es difícil conseguirlo.

 

Piensa como comprador, ¿en qué es lo primero que te fijas cuando vas a comprar un producto en una tienda online?

 

En el artículo, en la imagen que vemos expuesta, en lo que nos provoca. La fotografía no solo nos cuenta historias sino que también nos trasmite sensaciones.

 

La fotografía de producto consiste en la representación de un objeto de la forma más real posible a la vez que debe conseguir trasmitir los valores y características de tu marca. Tiene que mostrar tu esencia.

 

Las imágenes de un producto nos ayudan a despertar, o no, el interés de los clientes potenciales. Por lo tanto, éstas tienen que ser lo más atractivas posibles, transmitir sensaciones cercanas al producto y contar la historia de la marca.

Pero.. ¿Qué consigue una fotografía de producto bien cuidada?

Despierta el interés

Gracias a una fotografía de producto cuidada, con una buena dirección de arte y una buena ejecución, conseguiremos despertar cierta curiosidad al comprador haciendo así que deseen adquirir nuestro producto.

 

Realza las cualidades de tu producto

Aprovechando las luces y la iluminación podemos destacar diferentes atributos de nuestro producto, como el color o la textura. Una buena fotografía transmite de forma realista las características esenciales de tu producto.

Diferenciación

Uno de los principales motivos por los cuales la fotografía de producto es sumamente importante es la diferenciación. Hay muchas maneras de mostrar nuestro producto y una buena dirección de arte nos ayudará a despuntar de forma deseable para nuestro target. Con una buena fotografía de producto conseguimos destacar del resto de la competencia gracias a su calidad, creatividad y esencia.

 

Ayuda en la toma de decisiones

La percepción visual es uno de los factores más importantes que intervienen a la hora de comprar un artículo porque consigue que el comprador se familiarice con él. Por eso, si la fotografía de nuestro producto es atractiva, y cumple con los estándares de calidad más exhaustivos, provocará un aumento de las ventas.

La fotografía de producto es estética, funcional y desde luego necesaria. Podemos despertar el interés en la compra de otras maneras, pero si lo que recibimos no es lo que esperamos la confianza se verá mermada. La fotografía de producto es la imagen, no solo de nuestros productos, de la esencia de nuestra marca.

Una buena fotografía no se consigue solo con un buen equipo técnico, se necesita un buen equipo creativo y un ojo entrenado. En Mazzima contamos con todos los ingredientes para ofrecerte una fotografía de producto estética y funcional.