Alguna vez te has preguntado ¿por qué los colores de una franquicia son iguales en todo el mundo? No es porque lo hayan pintado las mismas personas, es porque usan una guía de color única.

El comportamiento del color

Los colores se comportan de manera diferente si son de luz (aditivos) o en tinta (sustractivos). Cuando el color es impreso o pintado puede llegar a cambiar solo por la luz que hay en el lugar desde el que se observa (tenemos un artículo donde lo explicamos: ¿Qué es la temperatura de color?). Incluso en digital, según la calibración de cada pantalla, un color puede verse de maneras muy diferentes.

Pero de forma general, la diferencia básica está en que si juntas todos los colores de luz (RGB) te aparece el blanco, pero si juntas todos los colores de tinta (CMYK) te aparece el negro.

Los modos de color

Existen diversos modos de color, pero vamos a explicar de forma rápida los dos más conocidos RGB y CMYK, porque no todos conocemos el significado de estas siglas, ni mucho menos su función.

RGB

Significa Red, Green, Blue (rojo, verde y azul) y son los colores de los pixels de la pantalla que se iluminan de forma variada para que tu cerebro pueda percibir todos los colores de la gama cromática.
Seguramente estas leyendo esto desde un ordenador, tablet o smartphone, pues bien todas las imágenes que aparecen en estos dispositivos se encuentran en formato RGB. O al menos deberían ir en formato RGB. De no ser así, el sistema interpretará los colores a su manera y, muy probablemente, no será de la manera que tú querías mostrar.

CMYK

Significa Cyan, Magent, Yellow, blacK (cyan, magenta, amarillo y negro) y son los 4 colores básicos en tinta. En imprenta funcionan por separado, son 4 capas con distintos elementos que al juntarlos forman los colores que deseamos, siendo el negro el último color que utilizamos para sellar los colores de debajo.
El CMYK está destinado a diferentes soportes tangibles, como papel, madera, tela, plástico, etc. Así que, todo aquello que quieras imprimir debe estar en CMYK, si no quieres sorpresas a la hora de recibir tus tarjetas de visita y buscas fidelidad de color en los diseños.

Las guías de color

Por último, daremos unas breves pinceladas de las guías de color que utilizan agencias, diseñadores y creativos en todo el mundo. Y los formatos de color estandarizados para soportes tangibles y para pantallas. Aunque profundizaremos en ellos en un artículo más adelante.

Tintas Planas

Las tintas planas de marca son, por ejemplo, Pantone o RAL. Este tipo de tintas están pensadas para soportes tangibles y tienen colores propios que ayudan a diseñadores y creativos a conseguir uniformidad en diferentes trabajos para un mismo cliente.

Colores web

También tenemos una serie de formatos para los colores en pantalla. Los Colores html, por ejemplo, que se componen de 256 tipos de rojo, 256 tipos de azul, 256 tipos de verde y sus combinaciones posibles. O los modelos HSV y HSL que se basan en tres parámetros: matiz, saturación y brillo el primero; y matiz, saturación y luminosidad el segundo.

Los colores nos identifican

Mostrar uniformidad en el color de tu empresa es imprescindible para el reconocimiento de tu marca y un correcto posicionamiento corporativo. Por eso el conocimiento del color es importante. Si nos ven igual y nos identifican, será más sencillo que nos recuerden y terminemos colándonos en el “top of mind” del target.

La uniformidad en los colores de marca para diferentes soportes se ha convertido en esencial. Si todavía dudas de cómo conseguirlo y necesitas un impulso para lograrlo, ponte en contacto con nosotros, ¡podemos ayudarte!

Contáctanos