En todo el proceso de creación o rediseño de un sitio web siempre hay un momento en el que hay que enfrentarse a la página acerca de la empresa. Es una de las páginas más importantes de tu sitio web y, aún así, suele ser una de las grandes olvidadas y, sobre todo, desaprovechadas.

Al plantearte cómo debería ser esta página seguramente te asalten estas dudas:

  • ¿Cómo puede ayudarme esta página?
  • ¿Qué información tengo que poner?
  • ¿Qué tengo que evitar?

En este blog responderemos a estas preguntas y, además, te contaremos qué contenido tienes que incluir (y cuál no), en la página de nosotros, la empresa o acerca de la empresa (cualquiera que sea el título que elija).

El proceso mental del visitante de tu sitio web

Antes que nada, es importante que tengas claro cuál es el proceso mental que siguen tus clientes cuando visitan tu sitio web por primera vez. Es bastante parecido al que hacemos todos cuando nos paramos delante del escaparate de una tienda física:

  1. ¿Qué vende esta empresa?
  2. Eso que venden, ¿es para mí?
  3. ¿Qué puedo conseguir si me quedo y miro más?
  4. ¿Esta empresa es fiable?
  5. ¿Qué tengo que hacer si quiero lo que venden?

Para qué sirve la página de nosotros

La página de nosotros de tu sitio web es la página a la que irán los visitantes de tu web una vez que hayan visto que tienes un producto o servicio que les interesa. Y querrán encontrar en esta página pruebas para confirmar que eres una empresa con la que conectan, en la que se puede confiar y con quien quieren hacer negocio.

CONECTAR CONFIAR DIFERENCIAR

 

Todo el contenido que tengas en tu página acerca de la empresa tiene que estar enfocado a conectar, generar confianza y diferenciarte. O lo que es lo mismo: en convencer a tu cliente de que dé el paso. Así que antes de escribir una sola línea tienes que preguntarte cómo va a ayudar ese texto a la persona que te está leyendo.

Elementos para conectar, confiar y empatizar

Para conseguir cada uno de estos objetivos, existen una serie de elementos que puedes añadir a la página acerca de la empresa.

  • Conectar con el visitante y potencial cliente.

El 95% de nuestros procesos mentales son inconscientes. Por más que nos empeñemos en creer que somos seres racionales, los estudios demuestran que nuestras compras son emocionales.

Usamos la lógica para justificar una decisión que ya tenemos prácticamente tomada porque hemos respondido a estímulos como la autoridad de una empresa, el posicionamiento de su marca en el sector o sus valores.

Así pues, conseguir que tu visitante conecte con tu empresa y tu marca es fundamental, porque es la manera en que se desencadena una decisión de compra y se empieza a gestar una relación de fidelidad.

Y esto se hace en la página acerca de la empresa, con alguno de los siguientes elementos:

    • Storytelling. El poder de contar la historia (una historia) de tu empresa que sea memorable. No te equivoques, todas las empresas tienen el potencial de contar una historia memorable y creíble.
    • Empatía. Deja claro a lo largo de tu página de nosotros que tu empresa entiende y empatiza, escucha y tiene la misión de ayudar al cliente.
    • Vídeo. El formato vídeo es atractivo y tiene mucha fuerza. La suma de imágenes de calidad + el audio adecuado puede llegar a ser un potente generador de conexión con tu cliente. Es importante que el contenido del vídeo tenga este objetivo: conectar, así que olvídate de una galería de fotos que van pasando tal cual o un vídeo de mala calidad, demasiado largo o demasiado aburrido.
  • Generar confianza en tu empresa.

Una vez que tu visitante ha conectado contigo, es importante que le quede claro que se puede confiar en tu empresa. La confianza es algo que tienes que demostrar a lo largo de todo tu sitio web (elige una imagen profesional, no escondas la información de contacto, da toda la información de forma clara y transparente…). Pero es en la página de nosotros donde tienes que concretar y sintetizar:

    • Presenta a tu equipo y explica cómo cada una de las personas va a ayudarle.
    • Muestra testimonios o reseñas. Funciona mejor un cliente contento que 10 campañas de publicidad.
    • Enseña fotos de tu oficina o nave solo si crees que pueden ayudar a mejorar : porque tienes maquinaria moderna, porque tu oficina está diseñada para potenciar el trabajo en equipo… Olvídate de las fotos “solo por fardar” que no aportan nada al visitante.
  • Diferenciarte de tu competencia.

Esto es fundamental porque, salvo contadísimas ocasiones, todas las empresas tienen competencia. La tuya también. Así que es vital que el cliente sepa por qué debería comprarte a ti en vez de a tu competencia.

Tienes que buscar lo que te hace diferente y dedicarle un buen espacio en tu página de nosotros. Quizá colaboras con alguna ONG o asociación local; a lo mejor tienes un manifesto que se basa en valores sociales o ecológicos; o tu empresa tiene un estilo muy particular y positivo de hacer las cosas.

O a lo mejor lo que te diferencia es un servicio post-venta excelente, un packaging sin plástico, un diseño impecable, un departamento propio de i+D o que tus productos son de fabricación local. Y todo ello repercute en la experiencia de compra de tu cliente por alguna razón que tienes que argumentar.

Diferenciarte de tu competencia es fundamental para que tu competencia te elija a ti.

Para qué NO sirve tu página de nosotros

  • Para sacar pecho con explicaciones larguísimas acerca de la historia de la empresa.

Si al lector no le aporta (ya sabes conexión, confianza o diferenciación), solo conseguirás aburrirle y que se vaya de tu página. Recuerda que al visitante de tu web no le importa quién eres, solamente le importa su problema y cómo puedes solucionarlo.

  • Tener unos textos de misión, visión y valores que no representan a la marca.Esto pasa mucho: has visto que todo el mundo tiene una sección de misión, visión y valores y quieres tenerla también. Pero solo le dedicas 5 minutos a pensar el texto. Error. Precisamente estos textos son la base del por qué de tu empresa, así que tienen que ser meditados, reales y coherentes.
  • Incluir galerías infinitas de fotos con todos los recovecos de tu empresa.

Ponte en el lugar del visitante de tu sitio web: ¿qué le aporta este contenido? Si solamente quieres fardar, elimina estas galerías. Incluye las fotos de tu empresa si tu maquinaria es puntera, si tus oficinas son ergonómicas, si tu empresa está en un edificio singular o si las fotos son un punto diferenciador de tu marca.

  • Textos clones de tu competencia.Hemos quedado que la página acerca de la empresa tiene que servir para diferenciarte de tu competencia, así que no copies. Busca tu propio lenguaje, tu identidad y lo que hace que tu empresa sea única. Tienes algo que te hace único y, si crees que no, es que no has buscado lo suficiente.

Respuesta a las 3 preguntas iniciales sobre la página de la empresa

Esas que al principio del texto habíamos quedado que seguramente te surjan cuando encares el enfoque de tu página acerca de la empresa.

  • ¿Cómo puede ayudarme esta página? Convenciendo a tus visitantes (que están en esta página porque han visto que tu producto o servicio les interesa) para que acaben de dar el paso de convertirse en clientes.
  • ¿Qué información tengo que poner? Toda la que sirve para hacer que tu lector conecte contigo, confíe en tu empresa y te diferencie de tu competencia. Y solamente esa.
  • ¿Qué tengo que evitar? Cualquier contenido cuya única finalidad sea elevar el ego de tu empresa, sacar pecho, fardar, o que no tenga como objetivo conectar, confiar y diferenciar.

En Mazzima creamos webs eficientes, que estén preparadas para ofrecer un buen retorno de la inversión, que trabajen para ti en pro de tu marca y que capten mejores clientes.