Te explicamos 5 cosas muy básicas que haces mal en tu web y que son fáciles (y baratas) de solucionar.

1. No decir claramente y en dos líneas lo que haces.

Imagínate que en una boda coincides en una mesa con alguien que no conoces y te pregunta «¿y a qué se dedica tu empresa?». Tienes que explicarle de forma resumida lo que haces, antes de hacerte pesado y que tu interlocutor se aburra. Pues esto es igual.

 

2. Escribir demasiado.

La gente no lee, escanea. Así que: poco texto y bien aprovechado. Utiliza frases cortas, punchlines, slogans, listas y pocos párrafos. Sabemos que te encanta tu empresa y quieres contárnoslo todo, pero tu target no tiene tiempo para leer toooooodo lo que cada empresa le quiere contar. Véndenos tu empresa, rápido.

 

3. Vender tu empresa y no una solución al problema.

A tu cliente potencial le da igual que seas el mejor, que lleves más años que nadie o que tengas un equipo propio (y multidisciplinar). ¿Lo que hace tu empresa soluciona su problema o necesidad? No le hagas pensar si podrías servirle o no. Vende soluciones.

 

4. Echar a la gente de tu web.

Imagínate que tienes el mejor contenido posible y gastas dinero en campañas de marketing digital para conseguir tráfico en tu web. ¿Y luego “echas” a la gente dando demasiada importancia a las redes? Las redes están al servicio de tu sitio web y ¡no al revés!. Ten en mente que el flujo siempre tiene que ser de las redes a la web y no al revés. NUNCA eches a la gente de tu web.

 

5. Tienes formularios que no facilitan la vida. A lo mejor crees que a ti sí, pero al target no.

¿Cuántas cosas necesitas saber de tu cliente para dejarle contactar contigo? Nombre, teléfono o email. A lo mejor el nombre de su empresa. Pero ya está. Que alguien de tu empresa se ponga en contacto con él y le pregunte lo que quiera. Pero no les tengáis 10 minutos rellenando campos para ahorraros trabajo: el tiempo es lo más valioso que tienen.

 

Como ves, son cosas que se pueden implementar de forma relativamente sencilla. Solo necesitas un poco de trabajo y un buen puñado de creatividad.

 

Pero si crees que necesitas ayuda con esto: llámanos, ¡te ayudaremos encantados!

Contáctanos