Imagen post blog Mazzima 10 razones por las que no necesitas un flyer

Los flyers son una de las herramientas de marketing más versátiles en cuanto a emplazamiento y mensaje, eso es indiscutible. Pero ¿es hoy por hoy rentable incluir los flyers en nuestra estrategia de marketing?

 

Como todo en publicidad, dependerá de la estrategia planteada, el tipo de producto o servicio y la finalidad que queramos conseguir. Sin embargo, deberías tener en cuenta las razones por las que un flyer puede no ser tan rentable ni a nivel de branding ni económico.

 

1.- El papel ya no es necesario. Si quieres ser una empresa eco y moderna deberías reducir y optimizar el uso de recursos naturales, como ahorro de agua o control de la tala de árboles. Tener una imagen comprometida con el medio ambiente te dará una percepción más amigable.

 

2.- La publicidad digital es más rentable. El dinero invertido en imprimirlos te dará más visibilidad si lo utilizas en una o varias campañas de Facebook Ads.

 

3.- La segmentación es importante. Un flyer siempre llegará a gente que no esté interesada en tu producto, por lo que no tendrá el impacto deseado. Un anuncio web (Ads) se dirige específicamente a tu target o personas que buscan cosas relacionadas con tu producto.

 

4.- La dificultad de actualizar. Una campaña de Ads siempre se puede cambiar, parar o cancelar de forma instantánea. Sin embargo, no siempre podrás parar la impresión de los flyers, si hay errores no podrás corregirlos y si la información ha cambiado o la promoción ha terminado tampoco, a menos que hagas otra tirada.

 

5.- La pesadez de la distribución. Los flyers deben ser repartidos, por lo que necesitaras contratar a un tercero para que los reparta, o deberas ser tú mismo quien lo haga, invirtiendo tu tiempo en ello y no en cómo mejorar tu empresa.

 

6.- El gasto de energía. Si no utilizas un flyer la maquinaria usada para imprimir cortar y almacenar los flyers, dejará de funcionar y consumir energía. Si utilizas campañas de marketing digital, estarás reduciendo ésta a un ordena

dor básico.

 

7.- La necesidad física de espacio. La información que te da un flyer solo está en el flyer y puede que nuestro target no lo guarde o no sepa qué hacer con él. Termine doblándolo, arrugándolo y perdiendo así parte de la información que quede en cantos y pliegues.

 

8.- El tiempo de lanzamiento. El tiempo invertido en imprimir, ordenar y repartir, que pueden llegar a ser varios días dependiendo de la imprenta, merma la inmediatez. Llegar a un número determinado de clientes llevará más tiempo con flyers que con marketing digital.

 

9.- El cálculo del ROI. Es difícil, que no imposible, calcular el retorno y conversión de una campaña con flyers. Con analytics podrás controlar la tipología del target que ve tus anuncios, y tendrás un análisis de mercado, de clientes y de post actuales y pasados, cosa que un flyer no hace.

 

10.- La imagen sí importa. Los flyers son algo que se usaba antes de la cultura del Data Base que nos han brindado internet y las redes sociales. Utilizar un flyer suele transmitir aires arcaicos que podrían contrarrestar con tu marca y sus valores, en definitiva, tu empresa parecerá menos cool.

 

Aunque los flyers pueden ser de utilidad para fines muy específicos o para algunos micro nichos de mercado. Deberíamos evaluar su rentabilidad no sólo por sí mismos, que también, sino en comparación con el resto de formatos publicitarios de los que disponemos actualmente.

Pero si has llegado hasta aquí y todavía quieres un flyer… ¡¡¡Llámanos!!! Con estrategia y creatividad, podemos ayudarte.